En febrero pasado, Segundo Tevez se realizó una operación de cuello y posteriormente habría contraído el virus en un control. Por ende, comenzó con un cuadro de neumonía y diabetes que complicaron su situación. Actualmente permanece conectado a un respirador artificial en terapia intensiva.

El hombre de 58 años no es el padre biológico del futbolista, sino el cuñado de su madre. Pero debido a la infancia difícil que padeció, la cercanía con su tío fortaleció el lazo como entre padre e hijo. Como resultado, se cambió su apellido Martínez por Tevez.

Hace pocos días, el delantero expresó que “no es momento de volver al fútbol” debido a la cantidad de casos y muertos que hay en el país por el coronavirus, al tiempo que reconoció que vivía “de cerca” la pandemia.