Francisco se refirió al hecho de violencia que llevó a la suspensión del Boca – River en la Copa Libertadores. Además, fue crítico con las barras bravas y habló de Marcelo Tinelli.

A sabiendas de la importancia social que comprende el fútbol en el país y teniendo en cuenta el lamentable acontecimiento del último Superclásico, el Papa hizo mención pública sobre el hecho. “Fue una pena. Son esas salvajadas propias de la persona que la pasión lo desborda, y también la prepotencia y la no sociabilidad, la incapacidad de vivir en sociedad. La verdad que es lamentable que en nuestro pueblo existan cosas como las barras bravas, sé que en otros países también existen”, reconoció en entrevista con “La Voz del Pueblo” de Tres Arroyos.

Además, ejemplificó lo que sucede en otro países, demostrando su conocimiento por la temática. “Acá en Italia también hubo problemas entre barras bravas, que no necesariamente luchan por el club, la mayoría son mercenarios”.

Asimismo, el fanático de San Lorenzo comparó el comportamiento general de la gente en la cancha en la época de su juventud, con los hechos que ocurren actualmente: “Lo peor que se le decía al árbitro era vendido, infeliz, idiota y de ahí no subía. O patadura a alguno que no había agarrado bien la pelota, o dormido. No es esa catarata tan colorida de insultos de ahora. Ha cambiado el ambiente y es lamentable”.

Cuando se le preguntó sobre el vínculo con Tinelli y qué pensaba sobre la posibilidad de que éste asuma como presidente de la Asociación del Fútbol Argentino, admitió no tener un conocimiento muy profundo sobre el tema. “A Tinelli lo vi dos veces. Una sin saber que era él, no lo conocía, lo saludé en el amistoso Argentina-Italia, y después me dijeron: ‘Ese que saludó tercero es Tinelli’. Y la segunda vez que lo vi fue cuando me trajo la Copa. Pero no sé cómo está la situación allá, no tengo idea qué pasa”.

Foto: Reuters