Sumado a los problemas futbolísticos, Independiente también sufre desde lo económico. En este sentido, el plantel podría tomar una medida de fuerza en caso de que el club no cancele la deuda en las próximas horas: los jugadores estarían decididos a no entrenarse este martes.

El reclamo de los futbolistas de Independiente responde a una deuda que tiene entre dos meses y medio y tres meses entre sueldo y primas. Si bien desde el club aseguraron que ya depositaron el monto correspondiente al mes de octubre, los jugadores afirman que todavía falta abonar parte del dinero que habían prometido.

Por otra parte, Independiente le adeuda 2.1 millones de dólares al América de México por los pases de Silvio Romero y Cecilio Domínguez, además de 600 mil dólares a Pumas por Gastón Silva, quien nunca jugó para el club mexicano pero tenía firmado un precontrato.