El partido del sábado, ante Olimpo, podría ser decisivo para determinar la permanencia de José Flores como DT de Vélez. La racha de seis encuentros sin ganar y el pobre nivel futbolístico que mostró el equipo ponen en duda su continuidad.

Ni el peor de los pesimistas hubiese imaginado, luego de las cuatro victorias consecutivas y el arranque demoledor que logró Vélez en este Torneo Transición que en las días previos a la fecha 11 de ese mismo campeonato estaría en duda el puesto de José Oscar Flores. Pero claro, luego de la derrota con Boca en la quinta jornada el equipo cayó en un pozo anímico y futbolístico del que parece no poder levantarse.

El paupérrimo rendimiento que se vio en la caída 2-0 ante Gimnasia y Esgrima La Plata el viernes fue determinante para que el DT sea el objetivo de las principales críticas por el nivel del equipo. Según trascendió, luego del encuentro disputado en el estadio Juan Zerillo, Flores, quien admitió ante la prensa que el equipo tocó fondo, se reunió con los dirigentes para hablar del momento que vive su Vélez. A pesar del apoyo que la cúpula directiva le habría manifestado, una derrota el próximo partido podría significar la ruptura de esa banca o la propia decisión del Turu de renunciar a su cargo.

Habrá que esperar hasta el sábado, cuando Vélez enfrente a Olimpo a partir de las 15 en el José Amalfitani, buscando recuperarse la racha negativa que lo acecha desde la quinta fecha.

Foto: Dario Los Andes