Luego del parate por la Fecha FIFA, Rosario Central y Newell’s se verán las caras por la sexta fecha de la Superliga. Ambos se encuentran ante la necesidad de sumar para sumar puntos con respecto al promedio. A falta de diez días para el partido, habló en conferencia de prensa y palpitó lo que será su primer clásico rosarino.

“Sé cómo se vive, estuve a 140 kilómetros y sé lo que es la pasión del rosarino. Va a ser una fiesta pero también tiene ese condimento que los dos estamos abajo y esa euforia se va a notar en la previa, por suerte tenemos varios días para planificarlo”, señaló.

Además, el ex Unión, agregó: “¿Miedo de jugar un clásico?, nunca. Es muy lindo jugarlo, la semana previa, con el agregado de jugarlo de local, y lo bueno es que tenemos varios días para trabajarlo”. Luego, se refirió a las últimas veces que se enfrentaron: “Tengo en cuenta que a Central en el último tiempo le ha ido muy bien en los clásicos porque seguía mucho a un amigo que estaba acá y era Mauricio Martínez. Cuando estaba en otro club prendía la tele y veía el clásico rosarino y no lo sacaba más, es una gran fiesta”, indicó.

Por último, el defensor del Canalla, habló sobre los fanáticos del club y el post partido: “No podemos jugar con la ansiedad de la gente, sabemos que el partido va a durar 90 minutos y todo hincha quiere a los 20′ vayas ganando, pero hay veces que no se puede. Siempre deja secuelas un Clásico, pero no pienso en eso, pienso en trabajar en la semana y la idea nuestra es ganar y más de loca”, cerró.