Nuevamente un club argentino es condicionado por la lógica de mercado, ya que Rosario Central adeuda una transacción automática acordada con el Envigado, en la transferencia de Duván Vergara en 2019, siendo persistente el 20% correspondiente del “Equipo Naranja”.

En diciembre del año pasado la dirigencia del “Canalla” disponía del traspaso definitivo del delantero al Cali, pero en esa tratativa, se atribuyó los 2.000.000 de dólares, de los que solo le pertenecía el 80%. Además, no cumplió con los términos legales del reglamento deportivo, relegando el beneficio del equipo colombiano en la porción menor del fichaje.

En consecuencia, Envigado se dirigirá a las autoridades de FIFA, previendo un accionar riguroso por el dinero ausente, y una multa de 500.000 dólares, referidos a una deuda. En contacto con Tyc Sports, Luis Valero esclareció la problemática: “Nos sentimos engañados por Rosario Central, y por eso tenemos la demanda y esperemos que la justicia se encargue de todo”.