Marcelo Díaz, pieza importante en el armado del equipo para Eduardo Coudet, habló sobre el presente Racing en la Copa Superliga luego de coronarse campeón del campeonato y analizó la serie ante Tigre, el rival en los cuartos de final.

“Cuando uno sale campeón se va de vacaciones y no ha sido el caso, es difícil. Después de estar un año peleando, con presión y tensión, es normal caer en ese relajo, que es justo por ser campeones. Cuando conseguiste el objetivo esa tensión va a bajar, el relajo va a venir por la celebración, expresó el mediocampista. Y luego añadió: “Le vamos a ir agarrando la mano con el correr de los partidos y los entrenamientos”.

Además, Díaz habló sobre Tigre, el próximo rival: “Ha resurgido, lo está haciendo impecable, con jugadores de jerarquía y un técnico que sabe a lo que juega. En los muere-muere, como le decimos en Chile, tanto la ida como la vuelta son importantes, uno no se debe confiar ni guardar nada para el partido que juegue con su público”, aseguró en Tyc Sport.

Por último el chileno se refirió a la importancia de definir las series en condición de local: “Creo que en este caso definir de local es un aliciente mayor, pero no te puedes confiar. Cualquiera puede venir y te puede robar la cartera, hacer un buen juego como lo hizo Estudiantes el sábado”, concluyó.