Todavía lamenta aquella lesión ante DIM, esa fractura del quinto metatarsiano del pie izquierdo que lo tendrá alejado un par de meses de las canchas. Pero Lautaro Martínez sabe que es hora de dar vuelta la página y se ilusiona con un futuro en Racing.

“Venía muy bien. Estaba ilusionado con hacer una buena pretemporada, pero pasó esto, hay que superarlo rápido y recuperarme de la mejor manera. Cuando me doblé el toblillo sabía que algo raro había pasado, el dolor era muy grande y se me empezaron a caer las lágrimas”, dijo en TyC Sports.

El delantero ya le apunta a la Copa 2018, más allá de que está en la órbita de varios clubes de Europa. “Conseguimos jugar la Libertadores y es un sueño jugar la Copa con este club. Mi pensamiento es quedarme. Tengo ganas de seguir en el club, lo saben el presidente y mi representante”, manifestó.