Tras la dura derrota por 6-1 en el Cilindro de Avellaneda ante River, el capitán de Racing, Lisandro López salió a hablar y realizó una fuerte autocrítica pero también aseguró que el plantel sufrió mucho la derrota.

“La situación es dolorosa, cometimos errores infantiles. Tenemos muchísimas cosas por corregir, pero de estos cachetazos se aprende. Este partido debe ser un punto de inflexión. Estamos tibios dentro de la cancha, es muy duro perder así en tu casa. Tenemos que recuperar los valores que nos llevaron a ser campeones hace poco”.

Luego agregó: “Después del campeonato, quizás inconscientemente, entramos en una situación de comodidad. Hay que recuperar las ganas y la ambición. Hay que alinear la tropa para volver a ganar y, sobre todo, para dar otra imagen”, expresó Licha en conferencia de prensa.

Sin embargo Lisandro aseguró que todavía están a tiempo de revertir esta situación y encaminarse en la Superliga: “Todo arranca desde lo mental, el grupo está muy bien. Tenemos que estar más juntos que nunca. Confío a muerte en el grupo y en el cuerpo técnico”, cerró.