Diego Maradona analizó la contundente victoria de Gimnasia ante Newells por 4-0 en Rosario, en las vísperas del clásico platense.

“No hubo errores. El rival no pudo entrar por la capacidad que tuvieron mis jugadores para taparle todos los lugares a donde iban”, señaló.

Y añadió. “Este partido se jugó maravillosamente bien. No se equivocaron jamás, siempre hubo un lugar ocupado en campo nuestro, por eso Newells no podía adelantar pelotas”.

Además ya palpitó el derbi del próximo sábado. “Les quiero ganar por todo lo que pasó, por lo que vivió Gimnasia, por lo que sienten estos chicos y por lo que me contaron. Les quiero ganar”.