“Por lo que dice el Departamento Médico, lo de Pepe no es nada grave. Pero es probable que deba descansar algunos partidos”, dijo en conferencia Luis Zubeldía sobre la deficiencia del goleador.

A los cincos minutos del segundo tiempo, José Sand recibía un golpe eficaz sobre la rodilla que venía con malestares desde el partido con Boca por la cuarta fecha de la Copa de La Liga Profesional.

Por lo tanto, el encuentro de la semana pasada en Bolivia, fue otra de las adhesiones que el atacante afrontó en pos de permanecer en el once inicial de Luis Zubeldia. Sin embargo, la falencia física en la zona de los meniscos externos comenzó a desestabilizarse, y frente a una probable ruptura, fue sustituido de manera instantánea.

Por ende, la exanimación del cuerpo médico es vital para asegurarle la presencia en el partido de vuelta en la competencia internacional, a disputarse este miércoles. No obstante, una nueva imperfección podría desencadenar en una operación irremediable, en caso de que el deseo del correntino sea llegar a su etapa final profesional en junio o diciembre del 2021.