El libro de pases en Europa cierra recién el 31 de agosto. Hasta ese día, son arios los clubes del fútbol argentino que esperan una buena oferta para vender un jugador y sanear su economía. En el caso de San Lorenzo, en las últimas horas recibió un ofrecimiento formal de Feyenoord por Marcos Senesi.

La primera fue de cinco millones de euros limpios por el 80% del pase, algo que desde Boedo consideraron insuficiente, teniendo en cuenta que su clausula de rescisión está estipulada en doce.

De todas maneras, Matías Lammens seguirá en tratativas para que mejoren la oferta y el jugador, a quien le queda un año de contrato, sea vendido para equilibrar las cuentas.