[VIDEO]San Lorenzo terminó de la mejor manera el campeonato, con un triunfo por 2 a 0 ante Vélez, en el José Amalfitani. Tito Villalba y Sebastián Domínguez, en contra, marcaron los goles. Los de Edgardo Bauza ya piensan en el Mundial de Clubes.

Victoria revitalizante para San Lorenzo, que llega con la moral en alto para el Mundial de Clubes y la confianza en alza para disputar el torneo más importante de su historia. Y que mejor manera de llegar que derrotando por 2-0 a Vélez en su cancha, en un partido que si bien no es clásico, hace algunos años viene tomando cierta relevancia e importancia en los hinchas de ambos equipos.

La primera mitad fue de mayor a menor, con un Ciclón que tuvo las primeras aproximaciones a través de Martín Cauteruccio, que estuvo movedizo en todo el frente de ataque, y con un Pitu Barrientos que desequilibró y, junto a Enzo Kalinski, armó los avances del conjunto de Boedo. Fueron los primeros 15 minutos a favor de la visita, pero después el Fortín emparejó el trámite con alguna que otra jugada aislada de Lucas Pratto, que estaba bien contenido por los centrales Mario Yepes y Walter Kannemann. El juego se desvirtuó, quedó en una meseta y terminó siendo muy friccionado.

Otra cara fue la que presentaron en la segunda parte. Más que nada en Vélez, que fue dueño de la pelota y contó con varias ocasiones para abrir el marcador, como la del Oso Pratto, que se metió entre medio de los centrales, remató ante la salida de Torrico y se encontró con el palo.

San Lorenzo se replegó atrás y aguantó los avances de su rival. Mucho no tenia por jugarse la visita, ya que se veía en algunos jugadores que no se exigían al máximo y no arriesgaban en las divididas, lógicamente, porque su cabeza está en llegar enteros al Mundial de Clubes, la cita máxima de la historia azulgrana.

El Patón Edgardo Bauza mandó a la cancha a Mauro Matos y a Tito Villalba para ganar más peso ofensivo, y también porque veía que el Fortín dejaba algunas grietas atrás, más en una zaga central sin muchos partidos juntos, como el experimentado Sebastián Domínguez y el juvenil Amor, que dicho sea de paso cumplió y dejó una buena imagen.

A falta de cinco minutos para el cierre del partido, Kalinski metió un bochazo cruzado que fue aprovechado por Villalba, que le ganó la espalda a Emiliano Papa, y ante el achique de Seba Sosa, la mandó a guardar con un puntazo. Luego, casi sobre el final, una desgracia le jugó otra mala pasada a los del Turu Flores por un autogol de Domínguez, tras un mal rechazo que terminó rebotando en su hombro y se metió en el arco de Sosa.

Final feliz para San Lorenzo, que ahora si se meterá de lleno en lo que serán las semifinales del Mundial de Clubes. Mientras que por el lado de Vélez, termina siendo un semestre irregular y negativo, sumado a la despedida de su ídolo Lucas Pratto, quien tendrá su futuro lejos de Liniers y seguramente jugando en equipo del exterior.

Los goles del triunfo de San Lorenzo

Foto: Diario Cronica