La pandemia de COVID-19 mantiene a todo el mundo en alerta y es por ello, que muchos deportes han tomado algunas medidas de prevención. En el caso del fútbol, las grandes ligas y los torneos más trascendentales suspendieron su actividad, sin embargo, varios clubes planifican lo que se dará una vez que todo vuelva a la normalidad.

Flamengo, último campeón de la Copa Libertadores, sigue en planificación pese al parate mundial en el fútbol. El libro de pases en Brasil culmina el próximo mes y es por ello que el conjunto brasileño desea reforzar algunas posiciones. Jorge Jesús desea tener en el plantel otro lateral derecho y uno de los apuntados es Fabricio Bustos, actualmente en Independiente.

A pesar de que en ese puesto se encuentra Rafinha, uno de los más experimentados en el Rubro Negro con 34 años y de gran paso por el fútbol alemán, el entrenador quiere contar con recambio y con su autorización al cuerpo dirigencial, el Fla podría tener algunas conversaciones con el Rojo.

Igualmente no será para nada fácil contar con los servicios del defensor ya que Lucas Pusineri lo tiene en cuenta de cara al futuro. Además, Bustos tiene un vínculo con el club de Avellaneda hasta junio de 2022 y su cláusula de rescisión es de 20 millones de dólares.