El delantero ya entrena en Boca, los hinchas no dejan de manifestarse en redes sociales, sin embargo Gabriel Heinze fue mesurado a la hora de hablar sobre la salida de una de las piezas más importantes de su equipo: “Con Mauro tuvimos dos conversaciones antes de que termine el torneo y otra el lunes cuando se vino a despedir. En la primera charla lo vi muy entusiasmado con lo que venía y en la última lo vi muy mal. Me pidió disculpas y las acepté. Fue algo muy duro para todos, más para la gente de Vélez y para mí porque tenía una planificación en mente”.

La novela no duró mas de una semana, un día el delantero firmaba con Vélez, a los dos días se hizo la revisión medica con Boca: “Claro que sorprendió y fue de un día para el otro. Después de los que pasó con Mauro habría que revisar muchas cosas. Una semana después de terminar el torneo le di a los dirigentes de 5 a 7 jugadores en los puestos que pensaba que se tenía que reforzar, siempre teniendo a Mauro. Como me había dicho el jugador y los dirigentes, que harían un esfuerzo grande, entonces di alternativas” cerró el técnico velezano.