Entrando en la fase final de su recuperación -podría recibir el alta en dos semanas- Fernando Gago sueña con volver a los campos de juego y por qué no hacerlo en el José Amalfitani de Liniers.

El mediocampista sufrió tres veces la rotura del tendón de Aquiles y a eso se le sumó una lesión ligamentaria de su rodilla derecha con la Selección Argentina. En el horizonte apareció el Fortín de Gabriel Heinze, con quien fue compañero en Real Madrid, Roma y la Albiceleste.

Tras llegar a un acuerdo de préstamo por un año, sin cargo y sin opción, y con un contrato por productividad, el volante aprobó la revisión médica y firmará su vínculo en las próximas horas.

Incluso Gago ya tuvo un breve paso por la institución de Liniers, disputando ocho partidos y anotando un gol en lo que fue su regreso al fútbol argentino en 2013.