Faltan un poco más de 24 horas para el cruce definitivo entre Boca y River por las semifinales de la Copa Libertadores. En el encuentro de ida, el Millonario obtuvo la victoria por 2-0 en el estadio Monumental. En la previa del encuentro, Marcelo Gallardo habló en conferencia de prensa y despejó las dudas con respecto al equipo que visitará al Xeneize. “El equipo va a ser el mismo que jugó en cancha de River. Ya lo tengo confirmado de hace unos días”, señaló.

Con respecto a la seguidilla de partido previo al choque de vuelta, el Muñeco afirmó: “Había partidos en el medio por jugar y sin embargo estuvimos muy prolijos a la hora de pensar los partidos previos al de mañana. Eso habla bien de este grupo de jugadores y tomar las cosas con muchísimas responsabilidad. Nunca es fácil jugar partidos previos al de mañana. Nos compartamos de manera muy correcta. Llegamos bien y estamos con muchísimo entusiasmo de poder ir a cancha de Boca mañana y poder lograr la clasificación. Siempre pensamos en lo nuestro más allá de tomar precauciones lógicas de cómo se presente el partido mañana”, explicó.

“En cuánto a las diferentes posibilidades que se pueda presentar el partido, estamos preparados para plantarnos sin resignar a lo nuestro. No vamos a ir cuidar el resultado a favor nuestro, no es nuestra idea. Intentaremos hacer un gol que jugué con la desesperación de Boca. Más allá de cómo se presente el partido, entendemos que en algunos momentos podemos sufrir”, puntualizó el entrenador sobre el partido.

Sobre el presente de los jugadores, señaló: “Los veo bien. Están tranquilos y confiados, pero no relajados. No es nuestra característica. En algunos momentos el partido se puede presentar de manera desfavorable y hay que tener en cuenta esos factores que van cambiando de un momento para otro”. Además, agregó: “A veces puedo guardar unas cosas hasta último momento y a veces no tengo necesidad, porque estoy convencido y tengo la seguridad de que los jugadores que van a salir mañana van a responder ante un partido clave. Hoy tengo un banco muy fuerte y me da seguridad”, indicó.

Consultado por el mejor equipo que dirigió desde su llegada a River, resaltó: “Futbolísticamente hablando, lo que veo me gusta e identifica. Pero también en otros momentos sentí lo mismo. Me cuesta demasiado medir esa situación. Sentimentalmente creo que todos y más allá que todavía no hemos ganado nada en este semestre, lo que hemos hecho hasta acá requiere de muchísimo respeto. El equipo muestra cosas que por lo menos hace que nuestro fútbol intente jugar de otras maneras y se puede ser un equipo valiente”, manifestó.

Por último, habló sobre las diferentes cuestiones que se hablaron luego del primer partido: “No voy a hacer ninguna mención al respecto. Hemos tratado de guardarnos y silenciarnos para no entrar en ninguna cuestión que tenga que ver con lo externo. Lo único que pensamos en estas tres semanas es solamente en los partidos que teníamos en el medio y sacar la mayor de puntos posibles”. Y se refirió a la designación de la terna arbitral: “No tengo porque hablar de otros temas. No pregunto quiénes son los árbitros que nos tocan o pueden dirigir. Asumo con total naturalidad las designaciones”, cerró.

Los once de River para enfrentar a Boca: Franco Armani; Gonzalo Montiel, Lucas Martinez Quarta, Javier Pinola, Milton Casco; Enzo Pérez, Ignacio Fernández, Exequiel Palacios, Nicolás De La Cruz; Rafael Santos Borré y Matías Suárez.

Más de Gallardo:

El escenario perfecto: “Es un buen escenario para nosotros. Me gustaría jugar los partidos a la semana siguiente. Siempre se hace muy largo cuando tenés que jugar una revancha dos o tres semanas después. Tocó así el calendario y ya está”.

¿Es el partido de su vida?: “El partido de mi vida deportiva ya lo jugué y fue a fin de año en Madrid. Este es un nuevo desafío y nada más”.

Estar entre los cuatro mejores de América: “Siento orgullo y satisfacción. No es fácil sostenerse y estar en esa pelea constante de competir. Eso es motivo de muchísima satisfacción. Estamos en una nueva instancia que nos pone ahí de poder pasar a otra final. Seguimos estando en la pelea y eso es motivo de orgullo”.

El mensaje para los hinchas: “Que sigan creyendo en este equipo. Es con lo que la gente se identifica y eso alcanza”.