A dos días de la final de la Copa Argentina entre Central Córdoba (SdE) y River, Marcelo Gallardo habló en conferencia de prensa y confirmó su continuidad en el Millonario: “Quería parar la pelota y ver cómo estoy personalmente. Pero reflexioné en estas últimas horas y mi deseo es seguir. No pude detenerme a pensar un poquito, ver en qué estado estoy, cuáles son mis estímulos, qué me motiva personal y profesionalmente. Pero se empezó a generar un foco de atención en ese punto y no quiero generarlo. El 2 de enero voy a estar acá y voy a hacer la pretemporada con el plantel. Mi año comienza con River”, expresó en conferencia de prensa.

River realizará la pretemporada en San Martín de los Andes del 3 de enero al 13 del mismo mes. Seis días más tarde, arrancará la acción con el partido pospuesto con Independiente por la fecha 14 de la Superliga. “Se los dije a la mañana, cuando les pasé las fechas de las vacaciones y el inicio de pretemporada”, contó el Muñeco sobre la charla con los jugadores.

“Sabía que Juanfer (Quintero) no estaba para exigirlo de más, pero a veces hay que tomar decisiones y yo decidí que juegue de entrada. Él se sentía bien, pero le pasó factura la inactividad. Cuando uno no viene con ritmo y los partidos son exigentes, puede que la pase mal y, lamentablemente, le pasó a él. Por eso, me lamento lo que pasó y me hago ese reclamo porque yo lo sabía”, resaltó el entrenador sobre la lesión del colombiano.

Por último, habló sobre la duración de su contrato y la relación con Rodolfo D’Onofrio y Enzo Francescoli: “”Mi contrato vence el 31 de diciembre de 2021. No hay ninguna cláusula, tenemos una relación muy cordial y afectiva con D’Onofrio y Francescoli. Hay, claramente, esa confianza de poder hablar con total sinceridad de hablar. Sé que a veces no puedo decir cosas que me tienen sujeto, tener que contestar preguntas que deberían ser normales. Por eso no quiero hablar demasiado, más allá del contrato que tengo”, cerró.

Más de Gallardo:

El canto en los festejos del 9 de diciembre: “Me salió así. Lo hago mal y desafiné, pero era una canción de tablón. Intenté generar en los míos y en mi propia persona una conexión con el público. Estoy empezando a asimilar mi propia vergüenza. La tomo con más naturalidad. A veces la siento, pero no siempre. Si no, nunca voy a poder hacer nada. Posiblemente tome clases a partir de eso”.

El balance sobre su gestión: “Estar acá genera mucho desgaste. Con la exigencia que genera estar en esta institución deportivamente, es normal que pase esto después de cinco años y medio. Uno quiere reflexionar sobre dónde está, cómo está y cómo sigue. Son seis años en un club como River, en un país como Argentina. Nos tenemos que andar reiventando constantemente y con la vara que venimos manteniendo, dando pelea todo el tiempo, a veces mejor y a veces peor, pero genera desgaste. Mi deseo es poder descansar y volver el 2 de enero para empezar”.

El estado físico de Matías Suárez: “Lo de Matías es un poquito más problemático porque viene arrastrando su lesión en el tobillo hace tiempo. Viene soportando y jugando con dolores. No le impedía hacer esfuerzos, pero en el último partido sufrió un golpe en la zona y esta semana no se entrenó. Veremos mañana cómo se siente para decidir si lo sumamos a la lista de concentrados”, indicó.