Tras ser consultado varias veces sobre una posible llegada como entrenador a la Selección Argentina, Marcelo Gallardo se encargó de afirmar que su cabeza siempre estuvo puesta en River.

“Dirigir la selección es uno de los deseos que uno como entrenador tiene. Es un deseo y un desafío muy importante, pero creo que las cosas se dan cuando se tienen que dar, no hay que forzarlas”, indicó el Muñeco tras recibir el premio al mejor técnico de América que entrega el Diario El País de Uruguay.

También, Gallardo indicó: “Nunca nadie me ha demostrado que realmente me quería. Al yo manifestarme siempre de acuerdo a lo que pensaba sobre todo el proceso de selección, que lo veía muy mal, es como que se me descartó”, sostuvo.

Por último, expresó: “Quiero hacer una mención especial para un jugador que merece que yo lo mencione y que lo valore, que es Mora. Este premio es para él. Para mí no ha sido solamente un jugador valioso como profesional, sino un valor de persona tremendo. Y el fútbol lo deja hoy a él y quiero compartir esta mención con él”, finalizó.