Sigue el tire y afloje entre Independiente y Gastón Silva, quien en las últimas horas contestó las acusaciones de la dirigencia con un mensaje emitido en sus redes sociales titulado: “De la negación de la realidad a la extorsión”.

“El club me inició una contrademanda de 8 millones de dólares. Era previsible. Pretende generar temor en los clubes que puedan estar interesados en contratarme. El terrorismo de mercado. Quizá lo logren, no sé (…) No hay que ser abogado para darse cuenta que si un club fue intimado al pago de una suma equivalente a casi ocho meses de sueldo y no te pagó, poco derecho tiene a reclamar (…) Si tuviste problema con uno, quizá el jodido sea ese uno. Pero si tenés problemas con casi todos, quizá tengas que rever tu manera de conducir. Y la pandemia afectó a todos los clubes, pero noticia es uno solo (…) Ahora, volver a callar, a la espera de oír la única palabra que importa: la de los tribunales de la FIFA”, apuntó Silva en su descargo.

Mientras la AFA lo habilitó a fichar por otro club, el defensor espera por un fallo similar de parte de la casa madre del fútbol mundial. Por el momento, y a la espera de una resolución, San Lorenzo ya mostró interés en sus servicios.