Germán Herrera atraviesa ese difícil momento en la vida de un futbolista. Ese instante donde se decide poner punto final y colgar los botines. Y así lo comunicó a la prensa en su llegada a Porto Alegre, donde Rosario Central enfrentará a Gremio por la Copa Libertadores -el miércoles desde las 21.30 en el Arena do Grêmio, por la cuarta fecha del Grupo H-.

“Estaba esperando que termine la Superliga para comunicar una decisión que tengo tomada y que venía pensando y analizando con mi familia: creo que llegó el momento de dejar el fútbol profesional cuando finalicen los compromisos de este semestre”, expresó el chaqueño visiblemente emocionado.

Sobre los motivos de su decisión, el futbolista hizo foco en la edad y en el estado físico: “Creo que más de lo que le di al club no voy a poder darle. Estoy defendiendo un escudo muy importante y tengo que estar a la altura. Hoy estoy dando lo máximo de mi, pero después de un parate va a ser mucho complicado arrancar de nuevo”.

Finalmente, el futbolista de 35 años se tomó un momento para los reconocimientos: “Soy un agradecido al hincha, a la institución. Haber arrancado acá y después haber vuelto al club y lograr un campeonato, para mi fue muy importante. Es una decisión rara, pero quería que la gente lo sepa de mi boca”.

Germán Herrera debutó en Rosario Central en 2003, mismo año en que disputó el Mundial Sub 20 con la Selección Argentina. En nuestro país también vistió las camisetas de Gimnasia y San Lorenzo. Sumó la grata experiencia de haber jugado en Brasil, España y Emiratos Árabes. Coronó su carrera con el retorno al Canalla y la obtención de la Copa Argentina 2018.

Mirá el reconocimiento de Rosario Central en sus redes sociales: