Por la decimoquinta fecha del torneo de Primera División, en el estadio Juan Camelo Zerillo, Gimnasia y Esgrima La Plata le ganó por 3-1 a un necesitado Quilmes, que busca sumar para alejarse de la zona de descensos.

El partido comenzó parejo, con llegadas e insinuaciones de ambos equipos, hasta que al minuto 16, Brahian Alemán cayó en la puerta del área. El árbitro Fernando Espinoza, a instancia del juez de línea, cobró penal para Gimnasia, que luego cambió por gol Lucas Licht, con un tiro al palo derecho de César Rigamonti.

Tras el gol, el conjunto de Alfredo Grelak intentó empardar el encuentro a través de jugadas preparadas en pelota parada pero ninguna fue ejecutada correctamente.

A los 31 minutos de juego, Fabián Rinaudo sacó un derechazo de media distancia, directo al ángulo derecho del arco de Rigamonti, que nada pudo hacer para evitar que esa pelota, que viajaba como un misil, se meta en su valla.

A pocos minutos del entretiempo, Rodrigo Contreras tuvo la posibilidad de descontar cuando se hizo cargo de un tiro libre frontal al arco y sacó un remate con pierna zurda que reventó el travesaño.

Ya en el complemento, los de Gustavo Alfaro continuaban manejando el partido y hasta tuvieron varias chances de marcar el tercero. Sin embargo, cuando parecía que el Lobo lo liquidaba, una pelota aérea le quedó abajo del arco a Hernán da Campo, quien no perdonó y marcó el descuento, que le daba ilusión a Quilmes.

Aunque la esperanza le duró poco al conjunto cervecero. Porque tres minutos después del gol, Mauro Matos recibió la pelota sin marca en la medialuna del área, dio media vuelta y enseguida sacó un remate que se metió por el palo derecho.

Con este resultado, Gimnasia se ubica undécimo sumando 21 puntos. Mientras que Quilmes aparece 17° con 19 unidades.

Los goles del partido:

https://www.youtube.com/watch?v=CiT10FXPVyE