Con sus jóvenes 21 años Alan Franco se convirtió en una pieza vital en la última línea de Independiente. Por ello desde la dirigencia no dudaron en prolongar el vínculo contractual. El anuncio se realizó en las redes sociales del club.

El rol decisivo que asumió con la presencia de Ariel Holan en el banco de suplentes se lo ganó a fuerza de actuaciones descollantes. Pese a su juventud fue determinante en la Sudamericana que conquistó el Rojo ante Flamengo, a fines del año pasado.

Ahora, con nuevos desafíos por delante, llegó la renovación de la confianza por parte de los dirigentes. Franco selló su continuidad hasta 2022 y se fijó una cláusula de salida de 20 millones de dólares.

Tras su paso por San Telmo, y al desembarcar en reserva el entrenador Fernando Berón lo retrasó en el campo y lo puso en la zaga central. Hoy, con el paso del tiempo, ese diamante en bruto que divisó se terminó de convertir en uno de los máximos exponentes del plantel. Hoy y de cara al futuro también.