Leonardo Heredia, Guillermo Ortiz y Gustavo Toledo debieron abandonar el entrenamiento de Colón de Santa Fe, debido a que mostraron un cuadro febril y crecen las sospechas sobre la posibilidad de que podrían padecer dengue. Los futbolistas se realizarán los estudios correspondientes el día de mañana.

El Ministerio de Salud de la Provincia confirmó 10 casos en el barrio Centenario, en el que se encuentra el Cementerio de los Elefantes y donde se estuvo entrenando el primer equipo los últimos días de cara al partido ante San Lorenzo. Es por eso que el cuerpo médico del conjunto Sabalero encendió las alarmas por los síntomas que mostraban los futbolistas.

Si bien el club aún no ha emitido comunicado oficial, tendrá la potestad de solicitar la reprogramación del partido ante el Ciclón, que está programado para el sábado a las 21:30.

Por agustín sucari