No hay ninguna duda de que Torrico fue fundamental en la obtención de los últimos títulos del equipo de Boedo. El portero y sus atajadas le dieron el Torneo Inicial 2013 y, fundamentalmente, la Copa Libertadores 2014 al Cuervo.

Sin embargo, luego de un año de altibajos en su rendimiento, perdió el puesto. El DT Diego Aguirre se inclinó por Nicolás Navarro para los partidos más importantes de esta temporada. Esto daba a entender que el futuro del ex arquero de Godoy Cruz iba a estar lejos del Nuevo Gasometro.

Pero la gente del Ciclón tiene memoria y le hizo entender a su arquero que querían que continúe. Y así fue. Luego de unas semanas de charlas y tratativas, se firmó la renovación del contrato hasta junio de 2018. Igualmente dependerá del portero recuperar la titularidad, ya que el presente de Navarro es muy bueno.

Luego de que ocurriera algo similar con el Pichi Mercier y el Pipi Romagnoli, Bernardo Romeo quería asegurarse la tercera renovación. Por lo que este lunes se juntaron en las oficinas del club y estamparon la firma. No obstante deberá cumplir ciertos objetivos en caso de querer renovar en junio del año próximo.