Luego de disputar 41 partidos y anotar 15 goles en River, Gonzalo Higuaín fue vendido al Real Madrid, club en el que estuvo siete temporadas y convirtió 122 tantos (en 264 encuentros). “River​ es un club que me dio siempre todo. Me hizo crecer. Me dio la oportunidad que me compre el Real Madrid, pero ahora no sé qué va a pasar. Estoy con la cabeza acá”, puntualizó  en charla con Líbero en TyC Sports.

Además, llenó de elogios a Marcelo Gallardo, actual entrenador del Millonario: “Fue uno que me ayudó mucho en River​. Siempre me acuerdo de la asistencia del partido contra Corinthians, ahí veías que era un distinto. Siempre veía lo que iba a pasar. Estoy muy contento con su presente y lo que le está logrando a River”, señaló.

Consultado por el ciclo del Muñeco en el club, sentenció: “El equipo de Marcelo fue muy contagioso, fue un equipo que demostraba jerarquía, contundencia, todo. Y la verdad que vos ves y los 9 tienen muchas situaciones por cómo juega el equipo, y claramente que uno ve eso y a veces se imagina ‘qué lindo sería’”, afirmó el Pipita.

En otro orden, habló sobre el presente de Lautaro Martínez: “Está haciendo su carrera en línea ascendente. Está en un grandísimo equipo como es el Inter siendo tan joven, eso es un gran mérito. Ya jugó la Copa América, metió goles y sin dudas tiene las condiciones para ser el 9 de la Selección Argentina. Pero todo depende de él. A su edad yo recibía muy pocas críticas. Por supuesto que le van a llegar palos duros porque esta carrera no es de color de rosas y ahí es cuando él va a tener que estar fuerte de la cabeza”, detalló.

“Es muy jodido tomar una decisión. A mí con 18 años me vino a buscar el Real Madrid y yo no dije: ‘no, espero a ser más grande’. Es que uno no sabe lo que va a pasar después. Es una situación muy comprometida para él. Obviamente, no quiero opinar para evitar polémicas, pero que te venga a buscar el Barcelona y con Messi. Yo no quisiera estar en sus zapatos, es muy difícil decir ‘no’”, puntualizó Higuaín.

Luego de estar siete temporadas en el Real Madrid, el Pipita tomó la decisión de irse al Napoli. “El 90 por ciento de los jugadores no se irían. Mi decisión fue en para demostrarles a todos que la decisión que estaba tomando no era equivocada. Era una apuesta muy fuerte para crecer como jugador y persona y para reinventarme. Yo fui convencido”, aclaró.

Para cerrar, habló sobre la versión que lo vincula con el fútbol estadounidense: “Hasta a mí me sorprendió (la versión). Mi cabeza está acá y el futuro dirá qué tendrá que pasar”. En ese sentido, señaló: “Hay varios argentinos que terminan la carrera y se quedan viviendo afuera. A Argentina siempre voy a volver, decir si voy a vivir allá o no es prematuro. Eso lo decidiré cuando termine mi carrera, no es tiempo”, concluyó.

Más de Gonzalo Higuaín:

La relación con Agüero: “Lo pude disfrutar solo ahí. Nuestra competencia fue sana y eso hizo levantar el nivel del equipo. No me sorprende que siga así porque es uno de los mejores 9 del mundo”.

Los goles a Boca en 2006: “Son recuerdos maravillosos. Parece que fue ayer y ya pasaron 14 años. Yo tenía 18 años, apenas partidos en primera. La verdad que para mí fue más difícil el primer gol: encuentro la pelota y fue una resolución rápida porque no tenía otra opción. Me quedó ahí y, si giraba, la sacaba el arquero. El segundo fue para poner al equipo adelante. Con el Monumental lleno, la situación que estábamos pasando. Son momentos maravillosos”.

Jugar con Cristiano Ronaldo (en la Juventus) y Lionel Messi (en la Selección Argentina): “Cristiano es un jugador de alto nivel, ganador, que contagia. Por algo está cabeza a cabeza en los Balones de Oro en los últimos 10 o 15 años. Sobran las palabras para describir a estos dos jugadores, están por encima del resto y te dan la ctranquilidad de que las chances de ganar son más altas, pero puede pasar que haya un partido que están marcados o bloqueados. Ahí es donde te van a quedar situaciones de gol y tenés que ser lúcido”.

El vínculo con Mascherano: “Hubo momentos muy difíciles en mi carrera, sin duda, sobre todo con la Selección, cuando se perdieron las finales y todo. Masche me ayudó un montón, él y todos los jugadores que querían que esté en la Selección. Fue un honor porque sentí que valoraban mi carrera y lo que hacía. Me llenó de orgullo, fue un empujón muy grande”.