A pesar de su salida de Independiente, Ariel Holan continúa ligado al club, ya no por temas futbolísticos, explícitamente. El ex entrenador del Rojo se tuvo que presentar ante la Justicia en el Tribunal Oral 5 de Lomas de Zamora, por la causa que lleva adelante por el apriete de Pablo “Bebote” Álvarez.

El hecho ocurrió el 19 de octubre de 2017 a la salida de un entrenamiento. El barra brava de Independiente esperó a la salida al entrenador y le pidió dinero para poder estar presente en el Mundial de Rusia 2018. Este miércoles 9 de octubre del presente año, Álvarez y Holan se volvieron a ver las caras.

En sus declaraciones, Holan detalló: “Habíamos terminado la práctica y me subí al auto de mi colaborador, Javier Tellechea, que me iba a llevar a un restaurante donde se festejaba un cumpleaños. Cuando estamos por agarrar el camino Sudeste nos interceptan las motos y un auto. Estábamos tapando el ingreso a la autopista así que le dije a Pablo que subiera al auto”, puntualizó. Además, continuó: “Ahí me pidió 50.000 dólares para el Mundial y le conté que había hablado con quien tenía que hablar y me dijeron que no me metiera. Así que no le iba a dar plata. Él se ofuscó y la discusión subió de tono. Habrán sido unos siete minutos hasta que se bajó y me dijo ‘esto ya lo vamos a arreglar’. Después se me puso un auto a la par y me gritaron ‘rescatate y tratá bien a los muchachos’ y cuando llegué al restaurante, dos que no conocía ingresaron y dieron una vuelta por donde estábamos en una actitud rara”.

“Se presentó en Mar del Plata cuando estábamos en la previa de un partido diciéndome a qué jugadores debía sacar y reemplazarlos por otros juveniles. En Perú, antes de un partido de Copa que es cuando empieza el pedido de plata para el Mundial. El tercer encuentro fue a 100 metros del estadio cuando me dijo que no le importaba si la plata la ponía yo u otra persona, pero que ese dinero de algún lado lo tenía que sacar y la cuarta fue la de la autopista”, señaló Holan sobre otro de los encuentros con Bebote Álvarez.

Luego, el ex entrenador de Independiente contó la charla que mantuvo con Hugo Moyano (presidente del club): “Me sentía en un callejón sin salida porque después del tercer encuentro, fui a verlo a Hugo Moyano a contarle la situación y me dijo: ‘Si le das un peso te echo’. Además, una cosa era una contribución, como sí he dado, como por ejemplo cuando me llevaron a una cena en una peña que por mi presencia se juntaban muchos hinchas y ellos cobraban entradas, y otra cosa eran U$S 50 mil”, explicó.