En las últimas horas comenzó a tomar fuerza el regreso de Ismael Sosa a Independiente. El entrenador, Ariel Holan se comunicó con el delantero para expresarle su deseo de contar con él en su plantel.

El atacante, de 30 años, tiene un buen presente en Tigres de Monterrey, que compró su pase en 10 millones de dólares a Pumas, en 2016, y en caso de venderlo quiere recuperar la inversión.

En este caso, la voluntad del jugador puede ayudar a que se dé la transferencia, ya que Sosa ve con buenos ojos pegar la vuelta a Independiente. De todos modos, no será sencillo que Chuco llegue al Rojo por la cifra elevada que pretende Tigres para dejarlo ir.