En las oficinas de Casa Amarilla y el predio de Ezeiza, los ánimos están elevados no solo por los desafíos de conseguir títulos sino también por el armado del plantel para la próxima temporada. Al mismo tiempo que Miguel Ángel Russo debe decidir por Julio Buffarini o Leonardo Jara en el lateral derecho, lo cierto es que el cordobés posee vínculo hasta mediados de 2021 y todavía no acordó su permanencia en el club. Esta semana habrá un nuevo acercamiento para ver si se llega a un acuerdo o, dentro de las posibilidades que tiene, regresa a San Lorenzo.

Por el lado de Cristian Pavón, el 9 de noviembre disputó su último partido con Los Ángeles Galaxy, donde está a préstamo hasta el 31 de diciembre. La franquicia norteamericana advirtió que no hará uso de la opción de compra valuada en 20 millones de dólares aunque quiere extender la cesión. Se evaluarán números para decidir si continúa en Estados Unidos o forma parte del “Xeneize” para el año próximo.

Una de las situaciones más extrañas la protagoniza Agustín Almendra, que pasó de estar casi transferido a Europa a rebelarse unilateralmente y no entrenar con sus compañeros. Aunque se reintegró en los últimos días, estaría en la lista para emigrar con tal de aprovecharlo como patrimonio del club e, incluso, darle el gusto de cambiar de aire sin quedarse con las manos vacías.