A partir del 2018, Norberto Briasco se nacionalizo como ciudadano de Armenia, a raíz de una familiarización de su abuelo paterno Balekian. La radicación con la Federación, se produjo con el aporte del periodista argentino, Walter Safarian.

Tal paradoja, comenzó a ser rutinaria para el atacante, ya que este mes fue parte de la delegación de la Liga de Las Naciones de la UEFA. El certamen promueve una nueva jornada en octubre, donde se programaba el partido ante Georgia para el día once.

Sin embargo, en las últimas horas se canalizó la confrontación de Armenia y Azerbaiyán. La contienda por la región de Nagorno/Karabaj, desencadenó en la proclamación de la Ley de Marcial y un toque de queda, que preocupa a la directiva de Alejandro Nadur.

Pese a la cuestión humana la fase deportiva perjudicaría la funcionalidad que cumple el jugador en el once del entrenador. El amistoso ante Gimnasia, suspendido por la lluvia del fin de semana, era una prueba piloto en la que el futbolista procedente de Marcos Paz, se distinguía en la delantera.

Desde el viernes el futbolista volvió a formar parte de las prácticas diarias. Producto de las fechas pautadas de Eliminatorias en Europa, el DT debería resignar del delantero, ya que en la Liga Profesional, señalan a octubre como el inicio del nuevo campeonato en Argentina, y la cuarentena contrastaría su presencia en la alineación. En confidencia con Radio La Poderosa, el jugador afirmó: “El club tiene que decidir y contestar la invitación. Todavía no sé si voy a viajar”, manifestó.