Sin definición sobre el formato que tendrá el fútbol en su retorno, cuando se estima que sea anunciada a la brevedad una fecha para fijar la vuelta a la actividad, Huracán continúa con el reclamo de reconocimiento a sus méritos para no caer fuera de los cabezas de serie que estima el boceto de la Liga Profesional de Fútbol.

Desde la dirigencia del Globo no dan el brazo a torcer a que Vélez sea confirmado en la misma línea de los cinco grandes, ya que entienden como injusto que solo se toman en cuenta los últimos 30 años de historia.

Por ello desde la institución de Parque Patricios proponen una ronda inicial de tres grupos de ocho equipos, jugando todos contra todos a un solo partido. Luego, los cuatro mejores de cada zona pasarían a la Zona Libertadores y los cuatro peores a la Zona Repechaje, conformando así una segunda ronda de dos grupos de seis equipos con el formato de todos contra todos.

En la fase decisiva los ganadores de cada zona disputan una final, el de la Zona Libertadores es proclamado campeón y clasifica a la edición 2021, mientras que el vencedor de la Zona Repechaje juega una final con el perdedor por un lugar en la Sudamericana del año próximo.

Para la conformación de los grupos en la fase inicial se tuvo en cuenta que los clásicos rivales comparten zona, y el resto de los equipos se distribuya por geografía. En el Grupo A estarían River y Boca; Racing e Independiente (Grupo B); San Lorenzo y Huracán (Grupo C). No obstante, la mayoría se opone a disputar tantos clásicos y eso podría bajarle el pulgar a la iniciativa.