El partido entre Huracán y Argentinos, por la fecha 4 de la Superliga que estaba pautado para las 21.10 del lunes corre riesgo de suspensión por una deuda del club de Parque Patricios con sus empleados. Si este conflicto no se resuelva antes del día del encuentro se podría suspender.

Los empleados administrativos del club y los trabajadores del predio de La Quemita vienen reclamado incumplimientos en los pagos y el lunes habrá una asamblea en el Estadio Tomás Adolfo Ducó si no se normaliza la situación.

Esta no es la primera vez que sucede esta situación en Huracán y que en la segunda fecha de la Superliga ante Colón se demoró la apertura de las puertas del estadio por el mismo motivo.