Luego de la transferencia de los sueldos adeudados, la directiva de Independiente les hizo saber a la delegación actual de la rebaja en sus ingresos y un número definitivo contemplado para cada uno de los profesionales. Si bien esta regulación venía siendo vaticinada, el punto intermedio empezaba a ser cuestionado por la tardía de abonos acordadas en las respectivas firmas de contrato de cada jugador.

Aun así, esta negativa tuvo que ser desarticulada, ya que actualmente el mercado de pases, no parece ser evidente para realizar transferencias de importantes ingresos. Pese a las sugerencias por Martín Campaña y Silvio Romero, el resto del plantel, tiende a aliarse a la designación de Hugo Moyano.

Por su lado, Fernando Berón pondrá a prueba a dos proyecciones del ascenso. Particularmente, la categoría de reserva no volvería a disputar sus encuentros en este año, y por eso, el proceso de adaptación que pueda contribuir a Antony Alonso y Gerardo Alegre, es fundamental de cara al próximo campeonato de 2021.

Gerardo Rojas Alegre llega de Camioneros, en condiciones libres y con referencias del club. Iniciado el mercado de transferencias, Colon y Vélez podían atribuirse los servicios del defensor central, pero la dirigencia del “Rojo” accedió al trato de palabra, aguardando la aprobación decisiva del entrenador de reserva.

En lo contractual, Independiente dispondrá del 70% del fichaje, 15% quedará para Camioneros, y el porcentaje restante se le asignará al representante.

Mientras que la negociación por Antony Daniel Alonso también comprende la inserción en la categoría previa a primera. El delantero de 22 años, con paso en Atlas y Justo José de Urquiza, presenció 71 encuentros y marcó 33 goles.