Se mantiene el conflicto entre Independiente y Gastón Silva, y tal como se esperaba el equipo de Avellaneda recurrió a la FIFA para demandar al futbolista por una suma de 8 millones de dólares, debiendo afrontarla el próximo club que contrate al uruguayo.

Igualmente el reclamo del Rojo contempla un pedido de suspensión para el defensor por los próximos seis meses, aunque desde AFA ya fue habilitado provisoriamente hasta la resolución del caso.

Hay que recordar que primeramente fue Silva quien recurrió a los tribunales de la FIFA, que ahora deberá tomar una medida para finalizar la disputa.