La novela por Walter Kannemann sigue latente en Independiente. El club ya manifestó sus intenciones de contar con el defensor central campeón de América con Gremio y formuló un contrato que sedujo al futbolista. Sin embargo, es la comitiva brasileña la que aún no le da el visto bueno a la operación.

En el día de ayer se encargaron de rechazar la oferta por cinco millones de dólares por la ficha del exdefensor de San Lorenzo. Pero, a la necesidad de Ariel Holan de traer jerarquía a un plantel golpeado por las salidas de Maxi Meza y Emmanuel Gigliotti, se suma el interés de Kannemann por regresar a Argentina (será padre). Es por eso que le habría pedido a su representante que siguiera negociando hasta destrabar la situación.

Medios brasileños afirman que Gremio no está interesado en venderlo, a menos que alguna oferta se acerque a la cláusula de rescisión de 20 millones de euros que firmó el jugador. Las próximas horas serán claves para el club que preside Hugo Moyano, que ya concretó el arribo del paraguayo Cecilio Domínguez (América de México).