La novela del verano, con Walter Erviti como uno de sus protagonistas, sumó un capítulo más este martes luego de la reunión que llevaron a cabo los dirigentes en la sede de AFA en la calle Viamonte. Uno de los temas que allí trataron fue el de su arribo al equipo de Avellaneda. Pese a que ya firmó su contrato y se sumó a los entrenamientos, podría quedar trunco, debido al pacto de palabra que realizaron de no incorporar jugadores en libertad de acción por falta de pago.

El ex capitán del Taladro decidió irse del club, debido a una importante deuda que mantenían con él y quedarse con el pase en su poder. Pero desde Banfield reclamaron un resarcimiento económico a Independiente para que pueda jugar ahí. Pese al acuerdo previo entre ambos equipos, el Rojo decidió dar marcha atrás y no abonar ningún peso por creer un monto excesivo pedido para liberarlo. De eso depende si ocupa un cupo o no.

De llegar a un arreglo en los próximos días, el jugador podrá ser habilitado a jugar. Aunque por derecho como trabajador, debería hacerlo sin ningún impedimento.