El haber ganado el partido postergado ante Defensa y los resultados de este fin de semana le otorgaron a Independiente la gran posibilidad de meterse en la zona de ingreso a la Copa Libertadores, pero para eso debía vencer a Olimpo, que necesita los puntos para no descender. Y el Rojo volvió a flaquear en su casa, pese a jugó un buen partido. Olimpo dejó el alma en Avellaneda y espera a Boca para seguir soñando con mantener la categoría. El empate 1-1 fue lo más justo.

El equipo de Holan mostró lo mejor de su repertorio en el primer tiempo y así llegó a la ventaja a los 35 minutos de juego por un gran pase de Nery Domínguez y la definición de Albertengo. En ese momento, Independiente justificaba su victoria a causa de un buen juego, sociedades futbolísticas importantes y mucho empeño.

Pero en el complemento se ahogó y Olimpo, perdido por perdido, se acordó de imponer condiciones en el campo de juego y comenzó a asomar las narices al arco de Campaña. El empate no extraño que apareciera. El cronómetro marcaba 5 del segundo tiempo cuando Rodríguez cabeceó muy bien en el área Roja y estableció el 1-1.

El resto del partido fue de sensaciones cambiantes. Los dos fueron, con distintas urgencias, pero sabiendo que repartir puntos no era lo más convenientes. Finalmente, no pudieron doblegarse y Espinoza (de mal arbitraje) le bajó la cortina a un entretenido encuentro que deja la lucha por las Copas y el descenso al rojo vivo a falta de dos fechas.

https://www.youtube.com/watch?v=u-pGGm_LDUg