La Liga Profesional fue otra de las damnificadas en la salida de jugadores de sus respectivos equipos. En Parque Patricios, catorce futbolistas han intervenido la relación con la institución, ya que los convenios a cargo de Alejandro Nadur, no contribuyeron a la capacidad monetaria de la tesorería.

De los 33 profesionales, diecinueve deportistas continúan firmes en el club. Mariano Bareiro y Martin Ojeda, son particularidades a conciliar al retornar de los préstamos de Racing Club.

Con este panorama, el DT requeriría de siete refuerzos, pero en una entrevista con Club Octubre, dejo en claro que la estabilidad económica del club, solo concluiría en la llegada de jugadores libres o a préstamo.

Interiorizado de las dificultades generales y de Huracán, Israel confesó: “Es el primer libro de pases que me toca vivir. Es un mercado raro, se especula mucho. Tenemos muchos jugadores hablados. La idea es traer seis o siete refuerzos, Huracán no tiene dinero para comprar”.