Finalmente, San Lorenzo se aseguró la llegada de Jonathan Herrera como el primer refuerzo de cara a la vuelta del fútbol en nuestro país.

El delantero vivió una jornada de contrastes y su pase llegó a darse por caído desde Boedo, aunque finalmente logró encaminarse con una solución feliz para ambas partes.

Incluso se metió en escena Alianza Lima de Perú, que hasta último momento parecía ser el destino decidido para el atacante que viene de vestir la camiseta del Ferroviario. Por ello desde el Ciclón mejoraron la oferta a Deportivo Riestra, dueño de su ficha, para lograr llevárselo a préstamo por un año.

Por último, el propio Herrera dialogó con TyC Sports reconoció que ya estaba en tratativas para obtener los permisos necesarios para que su familia lo acompañara a Lima dentro de dos semanas.