Jorge Benítez tuvo un breve paso como entrenador de Boca, pero le alcanzó para conquistar la Copa Sudamericana 2004. A más de quince años de su paso por el Xeneize, el entrenador contó el motivo de su salida de la institución. “Él (Mauricio Macri) quería traer a los jugadores después de la Copa Libertadores. Yo le dije que si no ganaba la Copa me tenía que ir. Y me fui por Macri”, comenzó en una entrevista con Cadena Xeneize.

Además, dio detalles sobre el pedido al presidente de Boca por aquel entonces: “A Macri yo sólo pedí dos jugadores para la Libertadores y no me los trajeron. Al Pocho Insúa se lo compraron al Coco (Alfio) Basile y a los meses fue a la Selección. Sé lo que Boca necesita: un jugador para asustar. Uno que vuelva locos a los rivales y alimente a los de arriba. Le pedí dos refuerzos y le di tres opciones: Federico Insúa, Giovanni Hernández o Lucas Lobos. Si me traían esos refuerzos estábamos en la final de la Copa Libertadores. Se lo dije al presidente. Porque teníamos un gran plantel y ya estábamos en cuartos. Pero lo había salvado al presidente y ya estaba. No me trajeron los jugadores que había pedido”, detalló el Chino Benítez.

Consultado por la obtención de la Copa Sudamericana 2004, recordó: “Fue una experiencia muy linda, sabía que tenía buenos jugadores. Creo que Miguel Brindisi se apresuró a renunciar. Era un plantel de campeones del mundo. Los torneos importantes lo ganan los hombres, los jugadores de experiencia”. Y agregó: “Era un plantel campeón del mundo, no había que llenarle la cabeza con porquerías. No había que cometer errores. Y lo ganaron ellos. Yo considero que tengo manejo del grupo, pero mucho no le tenía que enseñar a esos jugadores. Soy muy simple para hablar. No fue mucho la charla técnica. He dado solo en los puntos justos”, puntualizó.

Para concluir, habló sobre el consejo que le brindó a Carlos Tevez: “Era un pibe bravo. A Carlitos le dije: sos importante, si entrenás, jugás. Sos un fenómeno entrenando dos veces por semana imaginate si lo hacés cinco veces. Desde ahí no faltó más. El chico lo entendió y de ahí no paró más. Pero eso sirve para los chicos vean que cuando uno quiere ser profesional, puede”, finalizó.