Lucas Alario debe tener la cabeza a mil, en momentos donde debe estar lo más fría posible. Una muy tentadora oferta del fútbol de China pone en vilo a los hinchas de River y al propio jugador, quien deshoja la margarita a la espera de una decisión definitiva. Mientras tanto, rompió el silencio.

“Hoy, la decisión es un 50 y 50”, admitió en diálogo con Radio La Red. Y afirmó que la respuesta final llegará entre miércoles y jueves. “Voy a hablarlo bien con mi representante (Pedro Aldave) y con mi familia, y se tomará una decisión pensando en lo mejor para mí y para River”. También admitió que la oferta por 18 millones de euros es de un club de Shanghai.

Más tarde, en TyC Sports, ante la consulta de que si el tren pasa solo una vez ante semejante ofrecimiento que le cambiaría la vida, al menos desde lo económico, el jugador destacó. “No, por eso lo estoy pensando, sino ya hubiera dicho que sí”.