La coronación de Racing como campeón de la Superliga Argentina definió gran parte del torneo. Pero aún resta conocer quiénes serán los tres equipos que acompañarán a San Martín de Tucumán en la pérdida de la categoría. De los cuatro equipos comprometidos con el descenso, sólo uno logrará permanecer en Primera División.

Pero el principal problema de agenda parece ser el día y horario en que se disputarán los cuatro partidos, que deben jugarse en simultáneo. Sucede que sus correspondientes rivales tienen compromisos por Copa Libertadores y Sudamericana, por lo que acomodar el calendario será un verdadero problema.

Tigre debe visitar a River en el Monumental, pero el Millonario estará jugando ante Inter en Porto Alegre el miércoles anterior. Patronato jugará ante Argentinos Juniors, que estará enfrentando a Estudiantes de Mérida el jueves en La Paternal. Belgrano recibe a Godoy Cruz en Córdoba, pero el Tomba debe viajar a Chile para enfrentar a Universidad de Concepción el miércoles siguiente. El único encuentro que no supondría mayores complicaciones es San Martín de San Juan-Talleres.

La idea es coordinar todo para que los equipos no se vean perjudicados y logren cumplir con las 72 horas de descanso reglamentarias, para evitar cualquier tipo de queja o suspicacia. La definición del descenso parece ser una complicación, y se espera que en las próximas horas la Superliga Argentina anuncie una decisión. Por ahora, una quimera.