Sigue sin convencer en el juego y el miércoles tiene una dura revancha para revertir la historia (0-1) contra Racing por Copa Libertadores, sin embargo la victoria en Avellaneda significó un poco de oxígeno en medio del clima hostil por falta de resultados. Además, Franco Soldano volvió al gol después de 16 partidos para tranquilidad de Miguel Ángel Russo, que le brinda posibilidades continuamente entre los titulares.

El ex Unión carga con la cruz de las críticas constantes por parte de los hinchas, pero continúa en silencio su trabajo. Fruto de ello resultó en el cabezazo que generó el empate a los 38 minutos del complemento, un aliciente que llevó a Boca a ganarlo sobre el final y dejar al “Rojo”, atónito, con las manos vacías.

Es el tercer gol del atacante con esta camiseta en un año y cuatro meses de estadía. ¿Cuánto tardó en cosechar cada una de sus conquistas? El comienzo fue auspicioso ya que en su segundo partido, el 25 de agosto de 2019, tardó solamente 19 segundos en golpear a Banfield.

Para el siguiente hubo que esperar nueve compromisos más, de los cuales fue titular en siete. El 8 de febrero de este año abrió el marcador ante Atlético Tucumán y ahí comenzó la malaria. Más de diez meses de espera con parate pandémico de por medio.

“Necesitaba el gol. Antes del partido me concentro para hablar con mi mamá y agradecerle dónde estoy. Hay gente que no la pasa bien y somos privilegiados por hacer lo que nos gusta”, contó luego del triunfo.

Su madre murió en 2014, cuando daba sus primeros pasos como futbolista en Unión de Sunchales. Fue en ese momento en el que empezó su particular ritual, incluso la casaca 27 que lleva es en honor a ella, por el día de su nacimiento y su fallecimiento.