Bajo la atenta mirada de Jorge Sampaoli, quien estuvo en el Libertadores de América, el partido de Fabricio Bustos fue corto, precoz. A los pocos minutos de iniciado el encuentro, sufrió una patada de Cristian Pavón y debió abandonar el campo de juego visiblemente dolorido. Una vez terminado el juego, el cuerpo médico hizo un diagnóstico de la lesión.

Esguince bicompartimental del tobillo izquierdo es lo que indicó la cuenta oficial de Independiente. Ahora solo queda ver cuánto tiempo deberá estar parado el joven defensor del Rojo, quien mantiene su chance mundialista.