El próximo 23/9, Boca y River jugarán una nueva edición del Superclásico y, si bien aun no se sabe el árbitro, Néstor Pitana cuenta con muchas chances de estar en La Bombonera. Sin embargo, una lesión traicionera podría alejarlo.

Pitana, quien dirigió la final del Mundial de Rusia, tiene una tendinitis aquileana, una molestia similar a la que tuvo Darío Benedetto y que, según médicos, no tiene plazos de recuperación, lo que atenta contra las posibilidades del misionero.

En caso de poder estar, sería el tercer superclásico. Los otros dos fueron el 30/3/14 (triunfo para River 2-1) y el 5/11/17 (victoria Xeneize también por 2-1).