[VIDEO] En el debut de Arruabarrena como DT de Boca, el Xeneize derrotó en su casa a Vélez por 3-1. Abrió la cuenta Correa, pero el elenco de la Ribera lo dio vuelta gracias a Díaz, Meli y Chávez. Fue expulsado Gonzalo Castellani.

El panorama pintaba complicado para Boca. Recibía a Vélez, único puntero e invicto del certamen. Pero el Xeneize mostró otra cara totalmente opuesta a la exhibida en las cuatro jornadas anteriores.

De arranque, Boca dejó en claro su intención de llevarse los tres puntos. Actitud para disputar cada pelota como si fuera la última, y jugar a las espaldas de Rolón y Correa, dos hombres que les costó el retroceso. Con Calleri como unica referencia de área luchando contra Dominguez y Cardozo. El Xeneize siempre se mostró prolijo con la pelota.
En esa etapa inicial al elenco del Vasco le faltó concretar lo que generó, ya que no estuvieron finos a lo hora de concretar de cara a Sosa. Era el partido perfecto hasta que un error en la salida lo dejó mal parado y Correa aprovechó el espacio para poner el 1-0.

El complemento siguió con la misma tónica. Boca disputando cada pelota como si fuera la última y Vélez tratando de aprovechar los espacios, aunque lejos estuvo de su producción colectiva.

Meli se empezó a hacer patrón de la mitad de la cancha, corriendo, marcando y distribuyendo para sus compañeros. De tanto ir, el Xeneize encontró el empate. A los 10 minutos, tras un córner desde la izquierda de Colazo y una cortina de Echeverría, Daniel Díaz estampó la igualdad de cabeza. El local aprovechó ese impacto anímico, y siguió en esa búsqueda constante. Usando las bandas como principal argumento, llegó al 2-1. Centro desde la izquierda de Carrizo, Sosa hace un despeje corto y Meli entrando como una tromba pone la ventaja para el elenco de La Boca.

Después del tanto del volante, el Turu Flores intentó con algunos cambios lograr la heróica pero estuvo lejos de llegar al empate. Boca se refugió bien, fue un equipo corto y defendió en bloque. Cuando un jugador del elenco de Liniers tenía el balón, había dos jugadores xeneizes para presionar y robar el balón. Aunque parecía que la tarea se complicaría para el local cuando Castellani pegó fuerte de atrás y vio la roja.

El hombre de menos en el conjunto auriazul no cambió sus planes. No sufrió grandes embates por parte de su rival, porque el conjunto velezano no tuvo piernas, ni reacción para por lo menos lastimar a Orion. Sólo quedó tiempo para que a los 43 Gigliotti encabezara una contra y asistiera a Chávez, quien puso el 3-1.

La Vasconeta bajó al puntero. Con un cambio de aire y mostrando otra cara, fiel reflejo de la historia Xeneize. Ahora deberá revalidarlo ante Central, el jueves por Copa Sudamericana y el domingo en Bahía Blanca ante Olimpo. Pero Arruabarrena sabe que su equipo jamás renunciará a la actitud.

Correa convirtió para Vélez:

El Cata marcó el empate transitorio:

Meli hizo el gol del 2-1:

Chávez liquidó el encuentro en el final:

Foto: Olé