Los primeros 30 minutos del primer tiempo fueron de toma y dame, aunque Gimnasia y Esgrima de La Plata hizo más por obtener el gol pero ese grito sagrado no llegó para el Tripero.

Desde los 33′ el granate fue otro equipo, adelantó lineas y se fue con todo al arco del Lobo platense, hasta que llegó el penal que José Sand convirtió a los 37′ para el grito de todos los espectadores que asistieron al estadio La Fortaleza.

Leonel Di Plácido acentuó la desgracia para la visita ya que marcó el 2-0 que ponía en un verdadero predicamento a los platenses, culminando la primer parte de manera apagada y  con un fútbol que hacía imposible pensar en una remontada.

La segunda parte no cambió mucho y a pesar que el Lobo intenté no pudo definir siquiera el llamado gol del honor. Así acabó el partido con otro festejo para Lanús que en la próxima fecha visitará a Boca Juniors, mientras que Gimnasia recibirá a Defensa y Justicia en otro juego difícil para los platenses que hoy no mostraron el fútbol que hay que mostrar.

Los goles