Marcelo Larrondo llegó a River luego de una intervención quirúrgica en su rodilla derecha cuando era jugador de Central. Tanto la dirigencia como el cuerpo técnico del Millonario sabía que llegaba entre algodones. Sin embargo nunca creyeron que iba a ser tan larga la recuperación.

Apenas llegó, jugó algunos minutos contra Banfield en el Monumental y con Talleres en Córdoba. Pero después de eso cayó en una recaída y no volvió a estar a la par de los compañeros. Desde la segunda fecha del torneo no pudo regresar con el plantel profesional.

En estas últimas semanas empezó a tener una mejoría. De hecho, el domingo pasado jugó como titular en la reserva frente a Atlético Rafaela. Luego del partido declaró:”Lo importante es que la rodilla respondió bien”. De esta manera mostró su felicidad y le trajo buenas noticias a Gallardo y compañía.

Para sorpresa de muchos, el técnico no lo esperó más. Lo concentró para los cuartos de final de la Copa Argentina. El encuentro se jugará el jueves en Mar del Plata y se espera que el mendocino sume minutos, siempre y cuando Gallardo así lo crea necesario.