Marcelo Larrondo mostró un rendimiento en el Canalla que rápidamente llevó a la dirigencia del club a moverse para entablar un nuevo contrato ante el interés de terceros en discordia. Sin embargo, y tras recibir el visto bueno del jugador, le comunicó al Chacho que no continuará bajo sus órdenes tras aceptar la oferta de la entidad canadiense que abonará la cláusula de rescisión, desatando así la furia de media ciudad.

“Su salida no me gustó. Todo lo que tenía que decir se lo dije a él, pero no esperaba su salida. Entiendo las reglas del juego. Sé que nos cruzaremos en el futuro y nos vamos a saludar de la mejor manera, nada más”, afirmó Coudet en diálogo con Radio Continental. La partida de Larrondo sería por un monto de 1,5 millones de dólares, el valor estipulado para que el jugador quede habilitado para acordar su salida.

Si hasta allí los ánimos estaban caldeados, los dichos de Marcelo Gallardo echaron más leña al fuego: “Es un jugador que me gusta”, afirmó el Muñeco, ávido por refuerzos para su plantel. Por ello, y con el recuerdo fresco por las idas y venidas entre los clubes por el defensor Víctor Salazar, el vicepresidente de Rosario Central, Luciano Cefaratti, afirmó: “Escuchamos el rumor igual que todos, y en caso de que exista una triangulación, veremos la cuestión legal, porque no está permitido, lo analizaremos de acuerdo a como se dé esta situación. Si fuese así sería una muestra más de falta de moral y ética muy grande”.

Por el momento no se registró ninguna confirmación de las partes implicadas pero la entidad rosarina emitió un comunicado en el que detalló paso a paso las alternativas que envolvieron al club de Arroyito y al jugador mendocino, desde su desembarco en 2015.

El comunicado del Canalla: