En el marco de la duodécima fecha del Torneo de Transición (fecha de los clásicos), Boca y River disputaran un nuevo Superclásico. Lo cierto es que ambos llegan al encuentro muy lejos de la pelea por el título local. Boca incluso con 17 puntos en la Zona 2, quedó muy alejado de Lanús (28) y Estudiantes (25). Por el lado de River (13) la diferencia es menor, ya que los punteros de la Zona 1, San Lorenzo y Godoy Cruz, sólo suman 21 puntos.

Sin posibilidades en el torneo doméstico, los dos equipos están enfocados en la Copa Libertadores y jugaran entre semana para sellar el pase a octavos de final. Los de Núñez recibirán el jueves a Trujillanos, equipo al que goleo en Venezuela por 4 a 0, por eso no pareciera tener problemas para lograr la clasificación. Del otro lado de la vereda, el conjunto Xeneize ya clasificado, chocará ante Deportivo Cali en la Bombonera, con el objetivo de asegurarse el primer puesto del Grupo 3.

Lo que el mundo del Fútbol espera es que para este Superclásico tanto Marcelo Gallardo como Guillermo Barros Schelotto pongan en cancha al mejor equipo posible, lo cual no pareciera ser factible debido a las bajas que sufrieron ambos planteles en el último tiempo. Por el lado de Boca no estarán disponibles Nicolás Colazo ni Daniel Osvaldo (fractura en el pie derecho), además están en duda Federico Carrizo (esguince de tobillo), Daniel Cata Díaz (distensión) y Agustín Orión que acusa una distensión producto de una mala caída durante el encuentro ante Aldosivi. River no podrá contar con Leonardo Ponzio (suspendido por dos fechas) ni con Leonel Vangioni, quien sufrió un desgarro de grado 1 contra Olimpo; las dudas son Jonatan Maidana y Emanuel Mammana, habrá que esperar cómo evolucionan para saber si estarán a disposición del DT.